¿Tienes problemas de tiroides? Algunos consejos saludables para mejorar tu condición



La obesidad se ha convertido en un problema importante y difícil de tratar en muchos países del mundo y sabemos que se debe a una alimentación deficiente.

Pero además de una cuestión relacionada con la alimentación, también se suma el hecho de que las enfermedades tiroideas juegan un rol preponderante en el aumento de peso corporal, sobre todo en las mujeres que son las más afectadas.

Esta enfermedad autoinmune, genera una inflamación de las glándulas tiroides y nos lleva invariablemente al hipotiroidismo. Aparece generalmente entre los 20 y los 30 años de edad.


Cuando surge, se presenta con los siguientes síntomas: Cansancio, aumento de peso, dolores musculares y articulares, pérdida del gusto y el olfato, dolores de garganta y sequedad en la piel.

Hasta el momento sólo contamos con medicamentos que pueden regular la enfermedad, pero no alcanzan a lograr una cura definitiva.

Es aquí cuando podemos recurrir a lo natural e intentar un tratamiento a base de aceite de coco que evite los medicamentos, o que al menos pueda disminuir la cantidad.

Muchos aceites vegetales afectan a las personas que sufren de hipotiroidismo y aunque evitemos consumirlas es casi imposible lograrlo porque en muchos alimentos procesados se utiliza aceite de vegetal, siendo uno de los peores, el aceite de soja.

En cambio, el aceite de coco sí es una buena opción para los pacientes que tienen hipotiroidismo porque contiene una grasa saturada que acelera el metabolismo, aumenta la energía y promueve el descenso de peso.

Asimismo, el aceite de coco contiene ácido láurico, un ácido graso natural que mantiene en buenas condiciones el sistema inmunológico e incide de manera positiva en la glándula tiroides.

Otros componentes del aceite de coco son el ácido linoleico y el Omega 9, que también promueven la pérdida de grasa y disminuyen el colesterol.

Muchas personas han dado testimonio de que el uso del aceite de coco contribuyó en la pérdida de peso, además de ser beneficioso para las personas afectadas en las glándulas tiroides.

Una ingesta de al menos 4 cucharadas de aceite de coco, cubre las necesidades diarias de cualquier adulto. Tal vez te parezca demasiado, pero puedes distribuirlas en ensaladas y rápidamente alcanzarás esa cantidad.

Una característica del aceite de coco es que es sumamente versátil y no pierde nunca sus vitaminas ni sus propiedades si pasa del estado líquido al sólido o si se utiliza para cocinar, de modo que las posibilidades para emplearlo son muchas.

Otros beneficios para la tiroides.


¿De qué otra manera podemos sumar beneficios para una tiroides saludable?

Toma nota de estas recomendaciones.


- Reemplace el aceite habitual por aceite de coco o de oliva extra virgen.

- Complemente con suplementos vitamínicos de selenio, zinc, vitaminas B, C y E.

- Haga actividad física.

- Consuma alimentos como rábanos, fresas, habichuelas y arándanos.

- Consuma alimentos ricos en yodo como algas marinas, peces de agua fría, kombu, sal del Himalaya, yogur natural y papas (preferentemente con cáscara)

- Bebe al menos 2 litros de agua al día.

Fuente: Saludable.guru
¿Tienes problemas de tiroides? Algunos consejos saludables para mejorar tu condición ¿Tienes problemas de tiroides? Algunos consejos saludables para mejorar tu condición Reviewed by Humberto Benavides on 14:17 Rating: 5