Glándulas tiroides: Realiza un sencillo test para comprobar su buen funcionamiento

Resultado de imagen para Glándulas tiroides: Realiza un sencillo test para comprobar su buen funcionamiento


El hipotiroidismo es una insuficiencia de producción de hormonas por parte de la glándula tiroides. Este órgano en forma de mariposa situado en la base del cuello tiene un rol importante en la regulación del organismo. Interviene en el control del peso, en el ritmo cardíaco, en la digestión y hasta en nuestro estado de ánimo.

Las personas que sufren de hipotiroidismo tienen un ritmo metabólico lento y a menudo se diagnostica bastante tarde. Es una afección que alcanza en especial a las mujeres después de los 50 años.

Pero otras veces, nuestras glándulas tiroides pueden volverse demasiado activas o demasiado perezosas. Lo que da motivo al hipertiroidismo o al hipotiroidismo.

¿Cómo saber cuando la glándula tiroides no está funcionando correctamente?


Veamos algunos síntomas de hipertiroidismo:


- Estrés.

- Agitación.

- Hiperactividad.

- Irritabilidad.

- Palpitaciones.

- Sensación de calor.

- Hacer.

- Sudores frecuentes.

- Insomnio.

- Aumento del globo ocular.

- Pérdida de peso inexplicable.

- Diarrea.

Síntomas de hipotiroidismo:

- Fatiga.

- Somnolencia.

- Depresiones y cambios de humor.

- Problemas de memoria y dificultad para concentrarse.

- Dificultad para hablar.

- Piel seca, fría, gruesa y escamosa.

- Aumento de peso inexplicable.

- Inflamación y constipación.

- Sensación de frío.

- Ritmo cardíaco atenuado.

- Baja de la libido.

¿Sabías que las glándulas tiroides regula la temperatura corporal? Precisamente nos vamos a referir a que más allá de estos síntomas y de la consulta al profesional correspondiente, puedes realizar una prueba casera sobre el funcionamiento de tu glándula tiroides mediante el control de la temperatura del cuerpo.

Cuando la temperatura basal, es decir la más baja que se registra durante las horas siguientes al sueño profundo, se reduce es probable que la actividad tiroidea se encuentre disminuida.

El control de la temperatura debe hacerse de manera oral. Al despertarnos, la temperatura es de aproximadamente 36.

6 °C y luego se eleva a 37 o 37. 2 °C. El mejor momento para controlar la temperatura se encuentra entre las 11 de la mañana y las 15 horas, y 20 minutos después del almuerzo que es cuando la actividad tiroidea se encuentra más elevada.

¿A menudo tienes las manos frías, la punta de la nariz fría o los pies fríos? Si sueles sufrir de frío cuando otros no manifiestan lo mismo en un mismo ambiente, podrías estar desarrollando algún problema de tiroides y en ese caso te recomendamos realizar este test simple que todos podemos hacer en casa.

Existe una técnica específica que indica de qué manera tomar la temperatura para conocer qué sucede con nuestra glándula tiroides. Se trata de un test diseñado por el Dr. Barnes, médico endocrinólogo.

Test de temperatura del Dr. Barnes.



Atención:


 no realices este test si estás atravesando un momento de infección de algún tipo como gripe, resfrío, gingivitis, cistitis o sinusitis crónica; porque esto modificará los resultados y no serán confiables.

La temperatura basal se toma por la mañana al despertarse cuando el cuerpo está completamente en reposo. Utilice solamente un termómetro de mercurio o de alcohol, pero no uno digital porque suelen no ser del todo precisos.

Las mujeres que estén menstruando deben tomar la temperatura al segundo, tercer o cuarto día de menstruación únicamente.

 Las mujeres menopáusicas o que hayan sido intervenidas por una histerectomía en donde les hayan retirado los dos ovarios, las niñas que aún no han tenido su primera menstruación o los hombres, que por supuesto pueden realizarlo en cualquier momento.

Si tus menstruaciones son completamente irregulares, es una buena idea hacer este test durante 30 días consecutivos porque esto te va a permitir saber si ovulas, ya que la temperatura aumenta durante tres días mientras dura este período.

La noche anterior, antes de acostarte, sacude el termómetro para reducirlo al mínimo y déjalo a mano. Por la mañana, antes de levantarte y haciendo el menor movimiento posible, ubica el termómetro en la boca, debajo de la lengua. Toma el registro durante 10 minutos y quédate lo más relajada que puedas.

Los valores normales oscilarán entre 36,6 °C a 36,8 °C. Una cifra inferior indica probabilidad de un problema de tiroides o de un metabolismo lento. Esto evidentemente no es un diagnóstico sino que es un indicador.

Registra los resultados durante 30 días seguidos y establece un promedio; y si los indicadores están muy por debajo o muy por encima de los sugeridos como normales, consulta con un profesional para descartar cualquier anomalía en el funcionamiento de tus glándulas tiroides.

Este es un método sencillo que puede resultar un indicador bastante preciso de un problema que no siempre tiene signos claros. Asimismo, es una buena oportunidad para que realices una consulta sobre el funcionamiento de tu glándula tiroides y solicites al médico un examen de laboratorio completo para un mejor control.

Si sabes de alguien que tenga algunos de estos síntomas, no dejes de hacerle conocer esta información para que tome las medidas necesarias en caso de que sus glándulas tiroides no estén funcionando de manera adecuada.

Fuente: Saludable.guru
Glándulas tiroides: Realiza un sencillo test para comprobar su buen funcionamiento Glándulas tiroides: Realiza un sencillo test para comprobar su buen funcionamiento Reviewed by Humberto Benavides on 15:04 Rating: 5