7 alimentos que deberías evitar si sufres de REFLUJO gástrico.

Resultado de imagen para comer cuando tienes gastritis


Los problemas gastrointestinales están a la orden del día y el reflujo gástrico es de los más habituales.

Es imposible no ligarlo a lo que comemos porque este desorden estomacal aparece casi de manera inmediata después de haber comido o bebido en exceso.

Sabemos que el factor emocional tiene algo que ver, porque el estrés, las tensiones, los problemas y el ritmo alocado en el que vivimos, afectan nuestro sistema digestivo, pero en mayor medida el reflujo gástrico está ligado a una alimentación deficiente.

El reflujo gástrico se produce cuando el contenido del estómago sube hacia la boca. Y aun si no llega a la boca recorre en promedio unos 40 centímetros del esófago generando sensación de ardor, quemazón y acidez.

El reflujo gástrico se manifiesta cuando el cuerpo se inclina o cuando nos acostamos y muy especialmente si el almuerzo o la cena fueron abundantes o con alto contenido graso. Este malestar es mucho más frecuente durante la noche, cuando nos vamos a dormir.

Es por eso que se recomienda evitar cenar de manera abundante, sobre todo si se trata de comidas muy condimentadas o grasas.

Si este es tu caso, te aconsejamos dormir con cierta inclinación a la altura de la cabeza y no de manera completamente horizontal.

Si bien el principal síntoma de reflujo gástrico es la acidez, también existen otros poco frecuentes, pero que pueden presentarse de igual manera.

- Exceso de salivación:

 Este es un síntoma un tanto extraño, pero muchas personas que sufren de reflujo gástrico experimentan un exceso de producción de saliva, sobre todo al momento de comer.

Decimos que la naturaleza es sabia y en esto podemos comprobarlo, porque se activa un mecanismo que hace que las glándulas salivales se preparen para digerir lo mejor posible la comida que se ingiere.

- Dolores en el pecho:

 Muchas personas se asustan con este síntoma porque rápidamente piensan que están siendo víctimas de un ataque cardíaco. Los síntomas pueden coincidir, pero lo cierto es que el reflujo gástrico provoca dolor en el pecho por acción de la acidez. Si tiene dudas cuando sobreviene este dolor, no dude en acudir a urgencias.

- Neumonía: 

Otro síntoma poco frecuente, pero que suele darse es la neumonía. Los ácidos que viajan a través del esófago pueden llegar a los pulmones y provocar una infección que desencadena en esta enfermedad.

- Sabor amargo en la boca:

 Los ácidos gástricos pueden dejar residuos de sabor amargo en la parte superior de la garganta cuando remontan desde el esófago. Este sabor puede instalarse durante varias horas, tergiversando el gusto de los alimentos.

Algunas personas asocian este problema con la falta de higiene bucal o con un problema hepático, pero puede deberse a este fenómeno originado por el reflujo.

- Roncar:

 ¿Tienes problemas respiratorios que se acentúan cuando duermes? También el reflujo gástrico puede ser causa de este fenómeno porque lo que sube del estómago provoca una especie de “silbido”.

Los ácidos también pueden trasladarse a las vías respiratorias y desencadenar irritaciones e infecciones asociadas a episodios de tos y ahogos nocturnos.

- Dificultad para digerir:

 Si el reflujo no se trata de manera adecuada, los ácidos gástricos del esófago dejan cicatrices y ardor.

Esto afecta el paso de los alimentos que consumimos y las personas afectadas suelen tener una sensación de pecho “arañado”.

- Dispepsia:

 La indigestión y el malestar en la parte superior del estómago también pueden ser síntomas de reflujo gástrico.

Esto a su vez puede venir acompañado de inflamación, sensación de haber comido en exceso, dolores estomacales y eructos.

Si estos síntomas se repiten de manera frecuente, consulte con un especialista.

¿Cómo evitar el reflujo gástrico?


Si te identificas con estos síntomas y no tienes individualizados los alimentos que pueden provocar el malestar, te recomendamos leer esta información.

Algunos alimentos no necesariamente son nocivos, pero para algunas personas sensibles pueden ser el disparador de un trastorno gástrico que desencadena el reflujo gástrico.

Estos alimentos pueden rápidamente convertirse en perjudiciales y es importante tenerlos en cuenta para evitarlos.


1) Cereales:

 Si bien las fibras de algunos cereales pueden mejorar el funcionamiento intestinal, el gluten de los cereales refinados pueden ocasionar molestias.

Esta proteína no siempre se digiere bien y al organismo le cuesta metabolizarla correctamente. Esto provoca alergias y reacciones adversas en la salud intestinal.

2) Carnes rojas:

 El consumo excesivo de carnes rojas no sólo aumenta el riesgo de sufrir de gota, sino que también puede afectar los tejidos del cuerpo incrementando los niveles de inflamación.

Este tipo de alimentos es más difícil de digerir que las carnes magras porque supone digestiones más lentas y al mismo tiempo generan inflamación abdominal.

3) Productos lácteos:

 Todos sabemos que los productos lácteos representan un alimento importante y difícil de sustituir, pero se recomienda evitarlos si se tiene intolerancia a la lactosa.

A todos nos gusta la leche, los quesos, la crema, etc; pero está comprobado que son responsables de problemas estomacales e intestinales.

4) Grasas y fritos: 

Los alimentos ricos en grasas, así como los fritos son adictivos pero a largo plazo pueden provocar desórdenes metabólicos y de sobrepeso.

Y en el corto plazo también son dañinos porque irritan los intestinos y aumentan los niveles de acidez en el estómago, con el consiguiente reflujo gástrico.

Los pacientes que sufren de colon irritable, gastritis y otros trastornos digestivos deben evitar las comidas procesadas, fritas y con alto contenido graso.

5) Café y bebidas gaseosas:

 Las bebidas gaseosas azucaradas y el café están estrechamente ligados al reflujo gástrico, la acidez y la inflamación intestinal porque facilitan el retorno de los ácidos estomacales hacia la parte superior del cuerpo.

El alto contenido de azúcar de estas bebidas más otros aditivos que se les agregan, provocan alteraciones en los intestinos y a menudo generan diarreas y dolores abdominales.

6) Alimentos en conserva:

 La vida agitada no nos deja tiempo para elaborar comidas caseras sanas y nutritivas y fácilmente caemos en la comodidad de las conservas y las comidas enlatadas.

Estas comidas contienen conservas que se utilizan en los procesos industrializados que afectan la calidad nutricional y tanto producto químico afectan la salud intestinal y estomacal.

El consumo excesivo está ligado a los problemas estomacales como el reflujo, la distención abdominal, el colon irritable y algunos tipos de cáncer.

7) Condimentos:

 Muchas personas gustan de agregar condimentos fuertes a sus comidas y los ajíes picantes, por ejemplo, contienen antioxidantes que nos protegen del estrés oxidativo.

El problema es que para quienes son sensibles a estos alimentos, este tipo de condimentos de sabor intenso provoca irritación de las paredes del estómago como así también de los intestinos.

Esto también puede ocasionar reflujo gástrico, acidez y gastritis.

Otros consejos:


- No realice actividad física luego de haber comido. Es mejor una caminata corta y tranquila para favorecer la digestión.

- No realice movimientos que compriman el estómago luego de haber comido (agacharse, etc) ni se acueste de manera horizontal.

- Evita hacer esfuerzos luego de las comidas.

- Coma lento y mastique bien cada bocado.

- Evite hablar mucho mientras come.

- Coma cuando esté tranquilo. No lo haga si se encuentra nervioso o contrariado.

- Intente cenar temprano y sin excesos.

- Suprima el cigarrillo después de comer.

- Evite la ropa ajustada a la altura del estómago.

- Si está excedido de peso, intente cambiar su alimentación o siga una dieta para bajar de peso.

- Relaje los nervios y las tensiones con algún ejercicio de meditación o con yoga.

¿Consumes algunos de estos alimentos? ¿Conoces a alguien que los consuma en exceso? Es importante advertir a quienes padecen de este problema sobre los riesgos de consumir ciertos alimentos que terminan siendo nocivos.

Es importante reducir al máximo este tipo de alimentación para evitar reacciones negativas en nuestro aparato digestivo.

Aumentemos el consumo de frutas y verduras, así como de cereales integrales.

Fuente: Saludable.guru
7 alimentos que deberías evitar si sufres de REFLUJO gástrico. 7 alimentos que deberías evitar si sufres de REFLUJO gástrico. Reviewed by Humberto Benavides on 14:30 Rating: 5