10 razones para comer papas al menos 1 vez por semana, no podrás parar de comerla.



¿Sabías que la papa o patata ya se cultivaba en los Andes del Sur, Perú y Bolivia 8000 años a. C.?

Al natural, al horno, fritas, hervidas, en ensalada, en puré… Desde ese entonces hasta ahora, la papa se convirtió en un alimento central en muchos países de América y Europa.

Tiene un importante valor nutritivo que puede aumentar o disminuir según el modo de preparación y cocción. Una de las particularidades de este tubérculo es que combina características de los alimentos ricos en almidón y en legumbres. Se estima que aproximadamente consumimos unos 90 kilos de papas al año por persona.

Son una fuente de vitamina C y tan sólo una papa hervida de tamaño medio contiene alrededor de 10 mg de esta vitamina que representa un octavo de las necesidades diarias de un adulto.

Por supuesto que no se compara con cualquier fruta o con los cítricos, pero no es una cantidad a despreciar.

Las papas pierden parte de la vitamina C cuando se cocinan, ya que esta vitamina es sensible al calor, pero conservan igual una cantidad suficiente y útil de este nutriente. También suma vitaminas del grupo B, potasio y pequeñas cantidades de magnesio y hierro.


Es una hortaliza libre de lípidos, rica en glúcidos (almidón) pero tiene pocas proteínas. Cuentan con una dosis importante de fibras que contribuyen a dar sensación de saciedad y promueven un buen funcionamiento del aparato digestivo.

¡Una buena noticia! 

En un número reciente de Food Today, un informativo del Consejo europeo de la alimentación, indica que una porción media de papas peladas y hervidas (aproximadamente 180 g) contienen alrededor de 140 calorías, bastante menos que el equivalente en pastas o arroz. Es decir, que el aporte calórico no es tanto si lo comparamos con el pan blanco cuyos aportes en calorías se triplican. Pero cuidado, las papas fritas aportan dos o tres veces más en cantidad de calorías.

Ahora que sabemos que la mala prensa de las papas en relación al aumento de peso no es el que conocíamos, incluir papa en nuestra dieta sigue siendo una forma de sumar beneficios. Por eso, te vamos a contar que este alimento que tiene miles de años sigue siendo beneficioso en muchos aspectos.

Conozcamos cuáles son:


1) Alivian el estrés: 

Las papas son extremadamente ricas en vitamina B6, una sustancia necesaria para la renovación celular que contribuye a mantener el sistema nervioso en óptimas condiciones y un estado de ánimo equilibrado. Sólo 100 g de papas al horno contienen el 21% del aporte diario recomendado de esta vitamina. Además, las papas producen una hormona llamada GABA, que permite reducir el estrés y ayuda a relajar el sistema nervioso contribuyendo a conciliar el sueño y a un mejor descanso.

2) Actúa como antiinflamatorio: 

El jugo natural de papa cruda contiene poderosos componentes antiinflamatorios que la convierten en un remedio natural contra los dolores musculares y articulares.

También ayuda a controlar los desequilibrios en los procesos inflamatorios del cuerpo y ejerce un efecto analgésico que alivia diferentes tipos de dolores.

3) Facilita la digestión:

 Si tiene problemas de inflamación crónica o sufres de acidez después de las comidas te recomendamos aprovechar los beneficios de las papas para solucionar estos problemas. La composición de una papa al horno es liviana y fácil de digerir y permite aliviar un sistema digestivo inflamado.

Incluso, también es útil para aliviar inflamaciones externas como por ejemplo las llagas en la boca. Corta un trozo de papa y frótalo sobre la zona afectada; ayudará a cicatrizar y aliviará el dolor.

4) Mejoran la función cerebral:

 Incluir papas y todos los beneficios que encierra dentro de nuestra alimentación tiene una acción positiva en nuestra función cerebral. Las cantidades elevadas de cobre y de hierro que contienen estimulan la actividad del cerebro. Una papa al horno, con cáscara y sin sal puede mejorar la memoria. 
El manganeso, el potasio y la vitamina B6 y C son bien conocidos por su acción positiva sobre las funciones cerebrales mientras que los centros nerviosos responden de igual manera a los ácidos grasos y a los aminoácidos que se encuentran en las papas.

5) Evitan la formación de cálculos renales:

 Los altos índices de ácido úrico en la sangre son una de las primeras causas de formación de cálculos renales. Las personas que sufren de este problema pueden verse beneficiadas con el consumo de la cáscara de papa porque representa una buena fuente de nutrientes como el cobre, manganeso, potasio y vitamina B.

6) Corrige ojeras: 

Seguramente ya utilizaste en otra oportunidad rodajas de pepino para desinflamar los párpados. Bien, algo parecido podemos lograr con las papas si queremos corregir las ojeras. La papa estimula la circulación de sangre en esta zona tan sensible utilizando sus antioxidantes y la vitamina C. Es ideal para utilizar en estos casos porque reduce la dilatación de los vasos sanguíneos que en esta zona son muy delgados. Veamos cómo utilizarla:

Ingredientes:


- 2 rodajas de papa cruda.

- 2 dos pañuelos de algodón.

- 1 mortero.

Procedimiento:


- Pelar la papa cruda y cortarla en rodajas de aproximadamente 1 cm de espesor.

- Aplastarlas con el mortero.

- Colocar cada trozo de papa aplastada en cada pañuelo y aplicar en la zona de ojeras durante 15 o 20 minutos.

Esto también sirve para desinflamar párpados pero no necesariamente debes aplastar las papas. Será suficiente con colocar las rodajas sobre los párpados hinchados.
Verás los resultados en pocos minutos.

7) Protege los intestinos:

 La papa es un alimento rico en fibras y uno de los mejores ingredientes para utilizar como guarnición de un plato principal. Tan sólo una papa al horno aporta el 12% del total de fibras recomendada por día. Esta cantidad corresponde al equivalente recomendado para harinas, pastas y cereales.

Se recomienda consumirlas hervidas, al vapor o al horno porque de esta manera concentran mejor la fibras, los flavonoides y otros nutrientes esenciales. Evite dentro de lo posible consumirlas fritas o cocinadas con algún tipo de aceite porque la grasa dentro de las cuales se preparan obstruye las arterias y constituye un aporte calórico muy elevado; algo nocivo para la salud.

8) Ayuda a perder peso:

 Sabemos que la papa no tiene buena prensa en relación al aporte calórico. Contienen hidratos de carbono y nutrientes complejos, lo que significa que lejos de estar contraindicada en las dietas para adelgazar, la papa sólo aporta 26 calorías por cada 100 g y es un alimento que debemos priorizar cuando se consume con moderación y se cocina de manera apropiada.

La papa tiene también un índice glucémico bajo que da sensación de saciedad y de tener el estómago lleno durante más tiempo, algo que te permite resistir las tentaciones y no sentir hambre entre horas.

9) Protege el corazón:

 Gracias a su capacidad de mejorar la circulación sanguínea y de regular los niveles de colesterol, esta bebida biológica es también un gran aliado de la salud cardiovascular.

Consumir jugo de papa disminuye la inflamación, optimiza el trabajo del corazón y reduce los riesgos de sufrir problemas crónicos como hipertensión y arterioesclerosis. Puede pasar las papas por un extractor de jugo o rallarlas y colar el líquido.

10) Incrementa la energía:

 Otro uso interesante para el jugo natural de papa es que te ayuda a incrementar el rendimiento físico y mental durante el día.

El almidón y las fibras naturales que contiene aumentan el rendimiento físico y contribuyen a mejorar la productividad.
 Asimismo, el jugo de papa aplicado el cuero cabelludo es una buena solución para terminar con la caspa. Sus componentes antimicóticos sobre el cuero cabelludo inhiben el crecimiento de estos hongos, regulan el pH natural y favorecen la limpieza del cabello en profundidad.
Su cabello recibirá los nutrientes esenciales de la papa que favorece el crecimiento sano y brillante.

En el año 1865, “El gran diccionario de cocina” de Alejandro Dumas publica 15 recetas cuyo principal ingrediente en la papa. En el siglo XIX ya se había convertido en la principal hortaliza que se servía incluso en los mejores restaurantes.

Después de la Segunda Guerra Mundial la producción alcanza su nivel máximo en Europa y es el cultivo que más hectáreas abarca.

La papa se convirtió en un alimento de base, completamente versátil y útil que puede acompañar cualquier tipo de carne y se puede preparar de muchas maneras diferentes.

Un alimento completo y económico. Disfrutémoslo.

Fuente: Saludable.guru
10 razones para comer papas al menos 1 vez por semana, no podrás parar de comerla. 10 razones para comer papas al menos 1 vez por semana, no podrás parar de comerla. Reviewed by Humberto Benavides on 11:08 Rating: 5