Mantén tu corazón sano y siempre joven con la ayuda de estos 10 superalimentos




Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en los países occidentales. ¿Por qué en otras partes del mundo esto no sucede? Pues bien, la alimentación tiene mucho que ver en todo esto.

Pero no todo vamos a achacárselo a la alimentación porque también existen otros factores que juegan un rol decisivo en lo que tiene que ver con los problemas cardiovasculares. 

El factor hereditario, el envejecimiento, el tabaquismo, la obesidad, la hipertensión, el colesterol, el alcohol, el estrés y el sedentarismo son decisivos tanto para el corazón como para el resto de nuestros órganos. Es decir, todo este compendio de factores tiene una repercusión directa sobre nuestra salud.

Las enfermedades cardíacas comprenden una amalgama de problemas de salud que afectan la estructura y el funcionamiento del corazón, y por lo que hemos comentado hasta el momento vemos que muchas cosas son evitables.

Alimentarnos de manera sana puede disminuir los riesgos de enfermedades cardíacas especialmente si mejoramos el consumo de nutrientes beneficiosos para el corazón, así como si controlamos el incremento de peso, reducimos la presión arterial, nivelamos los índices de glucemia y disminuimos el colesterol.

Si ya tuviste algún episodio cardíaco o en este momento estás tomando conciencia de que tenemos un solo corazón y que debemos cuidarlo, más allá de hacer cambios saludables en tu estilo de vida, te vamos a recomendar algunos alimentos que son beneficiosos para el buen funcionamiento del corazón.

¡Estos 10 alimentos pueden marcar una gran diferencia! Toma nota:


1) Salmón:

 Este pez que en primer lugar es delicioso contiene altas concentraciones de ácidos Omega3. Este compuesto contribuye a reducir los riesgos de arritmias y arterioesclerosis así como ayuda a nivelar los índices de triglicéridos.

Los médicos recomiendan comer pescados en general y salmón en particular al menos dos veces por semana para aprovechar no sólo estos beneficios que redundan en un bienestar para la salud cardíaca sino para el resto de nuestro organismo.


2) Aceite de oliva:

 El aceite de oliva es rico en grasas monoinsaturadas beneficiosas para nuestras arterias. Alcanza con reemplazar todas las grasas saturadas como manteca o margarina por estos lípidos muy particulares que ayudan al mismo tiempo a reducir los índices de colesterol malo (LDL).

Las grasas monoinsaturadas también se encuentran en otros alimentos, pero en el aceite de oliva se presenta la ventaja de que aporta además polifenoles, una sustancia que impiden el colesterol adherirse a las paredes de las arterias.

El aceite de oliva es beneficioso pero es preferible no utilizarlo para freír, sino como aderezo para ensaladas o una pequeña cantidad para sellar carnes.

3) Almendras:

 Todos los frutos secos son beneficiosos, pero las almendras en particular merecen una mención especial. Según los investigadores de la Universidad de Toronto, Canadá; el consumo de 30 g de almendras por día reduciría en un 10% o 20% las tasas de colesterol LDL.

Algunos estudios demostraron que una dieta en donde se incluyen las almendras tiene un nivel de eficacia comparable a un medicamento para disminuir los niveles de colesterol.

Estos beneficios están ligados a que este fruto seco es rico en vitamina E. Aunque las almendras tienen un alto contenido calórico, algunas investigaciones que se llevaron a cabo en el año 2000 demostraron que el consumo no incide de manera significativa en el aumento de peso. Por lo tanto, no dudes en agregar frutas secas, y en especial almendras, a tu dieta de todos los días.

Puedes comerlas solas (como caramelos) o acompañarlas con un poco de queso blanco o como ingrediente en tus ensaladas.

4) Ajo:

 Cuando los atletas griegos hace 5000 años lo utilizaban para mejorar su rendimiento deportivo, tal vez no sabían que al mismo tiempo estaban contribuyendo a mantener el corazón saludable.

Este bulbo de sabor y aroma fuertes es ideal para reducir los niveles de colesterol y protegernos de las placas que endurecen las arterias y generan problemas cardíacos y arterioesclerosis.

Los investigadores aconsejan varios dientes de ajo al día para potenciar sus efectos. Puedes acompañarlos en todas tus preparaciones, en salsas, en ensaladas pero es importante saber que es preferible consumirlo crudo.


5) Cítricos:

 Los cítricos son deliciosos, ¡todos ellos! Y no aportan más que 65 calorías por unidad. Pero al mismo tiempo, es importante destacar otras ventajas de los cítricos en particular en lo que tienen que ver con su capacidad para reducir los niveles de colesterol.

Las mujeres que consumen grandes cantidades de cítricos al mismo tiempo están consumiendo flavonoides, una sustancia que disminuye el riesgo de los ACV isquémicos casi en un 19%.

Los cítricos son ricos en vitamina C y están asociados a un riesgo menos elevado de enfermedades cardíacas.

No tomemos en consideración los jugos de cítricos adulterados y modificados con agregados de azúcar, que no cumplen con este objetivo y que en ocasiones pueden interferir con los medicamentos destinados a reducir el colesterol.

6) Pimienta de cayena:

 Esa sensación de quemazón cuando consumimos pimienta de cayena se debe a un antioxidante llamado capsaicina que favorece el metabolismo basal. Al mismo tiempo, este antioxidante interviene en la sintetiza acción de dos hormonas como la adrenalina y la noradrenalina.

Éstas, son las encargadas de quemar los azúcares y las grasas que se acumulan y son ideales de incluir en todos los regímenes para adelgazar.

Utiliza pimienta de cayena para condimentar tus comidas y al mismo tiempo prevenir picos de glucemia.

La gastronomía de la India lo utiliza muchísimo, pero no olvidemos que en esos países están acostumbrados y que nosotros debemos consumirla con moderación para evitar irritaciones intestinales.

7) Vino tinto: 

“El vino siembra poesía en los corazones”, una frase del Dante Alighieri que se ajusta perfectamente a los beneficios que tiene el vino tinto para la salud cardíaca.

El vino tinto reduce los riesgos de enfermedades cardíacas pero es importante tener en cuenta que más de dos vasos al día tienen exactamente el efecto inverso.

Para ciertos investigadores, los beneficios debemos agradecérselos a un compuesto llamado resveratrol, pero si no tienes por hábito consumir vino tinto también puedes encontrar este compuesto beneficioso para el corazón en los cacahuates (maníes) y en las uvas.

8) Cerezas:

 ¿A quién no le gustan las cerezas? Además de deliciosas, ¡son hermosas! La historia de las cerezas se remonta a muchos años, exactamente al siglo VI a. C.

La cereza es conocida por sus compuestos fenólicos, en especial las antocianinas que tienen propiedades antioxidantes y que de hecho convierten a las cerezas en uno de los frutos con mayor concentración de antioxidantes.

En la práctica, éstos antioxidantes neutralizan el accionar nocivo de los radicales libres, responsables de la placa que se adhiere a las paredes de las arterias y que obstruyen la circulación de la sangre aumentando el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

9) Chocolate negro: 

¡Esta sí es una buena noticia! El próximo chocolate negro vamos a comerlos sin culpa, porque muchos estudios concuerdan en los efectos positivos que tiene el chocolate negro para nuestro corazón. Un estudio realizado en el año 2002 se reveló que el consumo habitual de chocolate negro podía reducir los problemas cardíacos, e incluso los ACV en las personas que presentan un riesgo elevado de padecerlos.

Atención:

 El verdadero chocolate negro debe estar compuesto por al menos 60% a 70% de cacao. Aquellos que incluyen mucha leche o azúcar no sólo no son beneficiosos para el corazón, sino que al mismo tiempo incrementan los problemas de colesterol y fijan grasas.


10) Arándanos:

 Los arándanos al igual que las frutillas y otras bayas, están particularmente indicadas en las mujeres porque las que están comprendidas en el rango de edades que van de los 25 a los 42 años, reducen en un 32% las posibilidades de sufrir de una crisis cardíaca si consumen tres porciones de cualquiera de estas frutas a la semana.

Los investigadores que realizaron este estudio atribuyeron estas ventajas de estos compuestos conocidos bajo el nombre de antocianinas y flavonoides por ser susceptibles para disminuir la presión arterial e hidratar los vasos sanguíneos. Precisamente las antocianinas les dan a estos frutos el color rojo azulado intenso.

¿Qué debemos evitar?


Afortunadamente, esta lista de 10 alimentos beneficiosos para el corazón son fáciles de adquirir y además son deliciosos. ¡Esta es una gran ventaja!

Pero, ¿qué alimentos debemos evitar por ser perjudiciales para el corazón? Casualmente todo lo que perjudica al corazón, también perjudica a otros órganos y nos hace aumentar de peso; de modo que evitarlos o reducir las cantidades que se consume de ellos representa un beneficio generalizado.

- Exceso de productos lácteos enteros.

- Huevos.

- Fiambres y embutidos.

- Carnes grasas, piel de pollo.

- Exceso de sal.

- Exceso de alcohol.

- Fritos.

- Comidas procesadas preparadas con margarinas.

Fuente:saludable.guru
Mantén tu corazón sano y siempre joven con la ayuda de estos 10 superalimentos Mantén tu corazón sano y siempre joven con la ayuda de estos 10 superalimentos Reviewed by Humberto Benavides on 20:00 Rating: 5