5 consejos naturales para prevenir la cistitis


Ya hablamos amplia mente de remedios naturales para combatir la cistitis, así como la mejor dieta para minimizar su impacto. Muchas personas, se preguntan ¿cómo se produce la infección y por qué? 





En primer lugar, es necesario una aclaración sobre la cistitis: No se contagia de un individuo a otro. A continuación daremos información útil para usted.

¿Qué es la cistitis?


La cistitis es una inflamación de la vejiga, donde la orina es recogida antes de desecharla. La inflamación también puede involucrar la uretra, resultando ser una uretritis adicional. Nace de una infección bacteriana por agentes diferentes: El más común es la Escherichia coli, una bacteria naturalmente contenida en el intestino, pero también puede ocurrir debido a otros agentes como el Proteus, Staphylococcus Aureus y muchos otros. El diagnóstico,  sólo lo debe dictaminar su médico o especialista, al que solicitará cualquier método natural que sea compatible con otro tratamiento farmacológico en curso.



Síntomas y molestias


La cistitis es mucho más frecuente entre las mujeres que entre los hombres, debido a que la uretra es más corta y es más fácil que entren las bacterias en la vejiga, causando dolor, ardor al orinar, sensación de tener que orinar constantemente y cualquier picazón del área genital. También puede dar lugar a algún grado de incontinencia urinaria.



Causas de la cistitis


Como ya se mencionó, la cistitis es causada por una infección bacteriana, en otras palabras, es el ascenso de las bacterias en la uretra hasta la vejiga. Excepto en los casos de falta de higiene personal, donde la contaminación fecal de la bacteria se convierte en un contagio extremadamente probable, en lugar de contaminación hablamos de facilitar factores. 


En primer lugar, la ropa interior no apropiada es un ambiente de apoyo, debido al sudor y la falta de transpiración del lino, fibras demasiado apretadas o sintéticas. Pero también un período de estrés, junto con la ligera disminución de la inmunidad y la consecuente caída de las barreras naturales que dificultan la colonización de la vejiga por agentes externos. También se considera el componente sexual de la infección, no por las relaciones sexuales, sino porque es infecciosa ya que podría facilitar la entrada de bacterias, causando fracturas o irritación de las membranas mucosas. 


Estas características explican por qué el trastorno es mucho más común en las mujeres que en el hombre. También la uretra de la mujer, midiendo un promedio de sólo cinco centímetros contra 16 cm del hombre, eso hace el camino más fácil para las bacterias.







Prevención.

El tratamiento de la cistitis suele ser con antibióticos medicamentos especialmente diseñados para la desinfección de la vejiga. Después de haber considerado la opinión del médico tratante, se puede recurrir a remedios naturales ya amplia mente discutidos en los artículos anteriores. Sin embargo, hay acciones cotidianas útiles que se pueden poner en práctica para evitar o al menos reducir este problema molesto. En General, estas recomendaciones:

El agua: Beber mucho, incluso en la ausencia de una infección real, permite mantener la funcionalidad del riñón y asegura el correcto funcionamiento de la vejiga.


La orina: No es necesario conservar una estimulación a largo plazo de la micción, porque podría dar lugar al estancamiento de las bacterias. Además, la orina tiene un efecto desinfectante de las vías urinarias y ayudará a eliminar a cualquier agente externo presente en la uretra.


La Ropa: La ropa interior no debe ser demasiado apretada o de fibra sintética. Utilice ropa interior de algodón, preferiblemente blanca para un mejor control de pérdidas.


El sexo: Después de tener relaciones sexuales es recomendable orinar ya que ayuda a eliminar bacterias posiblemente debidas al contacto con tu pareja. Además, la lubricación debe ser siempre suficiente y es mejor la protección de un condón, si usted es propenso a la cistitis. No solo sirve para evitar enfermedades de transmisión sexual, sino también, como una barrera a las bacterias. Si durante el coito, entabla contacto con el genital, es mejor cambiar el condón en cada operación. Esto evitará transferir bacterias de un área a otra.


Higiene: Debe mantenerse una íntima higiene todos los días, pero no exagere para que no afecte el PH natural de la piel y membranas mucosas. Cuando se valla a secar, es mejor cambiar el paño de la zona genital y anal. La limpieza también es importante después de la defecación. La mayoría de las infecciones es por el transporte de bacterias fecales como Escherichia coli, con un movimiento desde el recto hasta la zona genital. La orientación correcta es opuesta desde el recto hacia el exterior.



5 consejos naturales para prevenir la cistitis 5 consejos naturales para prevenir la cistitis Reviewed by Humberto Benavides on 13:30 Rating: 5