Trastorno de personalidad



Los trastornos de la personalidad no se caracterizan por síntomas o síndromes específicos, tales como el trastorno obsesivo-compulsivo, la depresión o ataques de pánico ,estos trastornos se identifican por la presencia de características rígidas y desordenadas  en algunos o varios rasgos de personalidad. 





La personalidad (o carácter) en realidad es  definido de muchas maneras, pero se puede decir que es el conjunto de características o rasgos estables, lo que representa la forma en que cada uno de nosotros responde, interactúa, percibe y piensa sobre lo que sucede en su entorno. 


En cierta medida todos experimentamos  cambios de  personalidad,  no sólo  aquellos que sufren de trastornos de la personalidad,  y las diferencias de persona a persona radican en la forma como cada uno de  nosotros ha sido estructurado con sus propias experiencias y de su propio temperamento innato con el que se distingue al  relacionarse con los demás. 


Los  rasgos de  personalidad  son las características de su estilo de relación con los demás,  por ejemplo,  en cierta medida la mayoría de personas tenemos un grado de dependencia  con alguna persona o personas, en algunas circunstancias nos comportamos con suspicacia , somos seductores o mostramos amor propio, Normalmente estos rasgos deben ser lo suficientemente flexibles  dependiendo de la situación, por lo tanto, en algunos momentos será útil  ser más dependiente o pasivo de lo habitual, mientras que en otros será más funcional  ser seductor etc. 


Los trastornos de la personalidad se caracterizan por la rigidez y la presentación inflexible de estos rasgos, incluso en el momento menos apropiado. Por ejemplo, algunas personas siempre tienden a presentarse de una manera seductora, independientemente de la situación en la que se encuentran, por lo que se hace difícil de manejar la situación; Otras personas, sin embargo, tienden a ser tan dependientes de otras personas que no pueden tomar sus propias decisiones. 


Por lo general, estos rasgos se vuelven tan habituales  y estables  que  la  persona no se da cuenta que pone  en primer  lugar las conductas rígidas e inapropiados, y no entiende las  reacciones negativas de los demás hacia ellos, por eso  se sienten cada vez más las víctimas de la situación, alimentando así su trastorno de  personalidad . 



CLASIFICACION DE LOS TRASTORNOS DE 


PERSONALIDAD


Los trastornos de personalidad fueron clasificados de acuerdo a la clasificación más ampliamente utilizada de la psicopatología, en tres categorías:






 Los trastornos de personalidad se caracterizan por un comportamiento 

extraño


Trastorno de personalidad paranoide: el paciente tiende a interpretar el comportamiento de los demás como malicioso, actuando siempre de manera sospechosa.


Trastorno de personalidad esquizoide: El paciente  no está interesado en contacto con otras personas, prefiriendo una vida reservada y distante de los demás.


Trastorno esquizotípico de la personalidad: por lo general son personas con un comportamiento excéntrico, que tienen poco contacto con la realidad y tienden a dar una importancia absoluta y certera  a algunas ideas mágicas.



 Los trastornos de personalidad se caracterizan por una alta emoción


Trastorno límite de la personalidad: los pacientes  generalmente son impulsivos y tienen una fuerte inestabilidad, tanto en las relaciones interpersonales  como en la idea que tienen de sí mismos, oscilando entre las posiciones extremas en muchas áreas de sus vidas.


Trastorno histriónico de la personalidad: los pacientes  tienden a buscar la atención de los demás, para ser más seductores y demostrar marcadamente sus emociones.


Trastorno de personalidad narcisista: el paciente tiende a ser el mejor de todos, se esfuerza por buscar la admiración de los demás y piensa que todo se debe a él , dada la importancia que se concede.


Trastorno de personalidad antisocial: la persona  no respeta las leyes de cualquier manera, tiende a violar los derechos de los demás, no se siente culpable por los crímenes cometidos.



Los trastornos de personalidad se caracterizan por una fuerte ansiedad


Trastorno de la personalidad por evitación: el paciente tiende a evitar absolutamente situaciones sociales por miedo a los juicios negativos de los demás, mostrando así una timidez marcada.


Trastorno de personalidad dependiente: el paciente tiene una necesidad marcada para ser atendido  y seguido por los demás, entonces delega todas sus decisiones.


Trastorno de Personalidad obsesivo compulsivo: la persona tiene una marcada tendencia al perfeccionismo y precisión, una fuerte preocupación por el orden y el control de lo que sucede.



 TRATAMIENTO 


Todos los trastornos de la personalidad deben ser tratados con la psicoterapia cognitivo-conductual de preferencia, en el mediano y largo plazo. Por lo general, los medicamentos no afectan en modo alguno  la estructura de la personalidad, en algunos casos pueden ser útiles  para controlar los síntomas de la ansiedad, la depresión y el control de los impulsos, que normalmente se producen en tales trastornos.


Trastorno de personalidad Trastorno de personalidad Reviewed by Humberto Benavides on 13:30 Rating: 5